Reciclar es dar vida a un objeto que ha perdido su utilidad. Las lamas de madera, las de las camas, pierden su utilidad cuando hay que cambiar la cama por motivos tanto funcionales como estéticos.

Ahora bien, ¿cómo dar nueva vida a las lamas de madera? Hice un cuadrito con conchas, ramitas y piedras.

Coloqué dos listones con pegamento termofusible, cubrí la estructura con una cinta de yute y usé lana verde para recrear una especie de césped.

Las ramitas son reales y las recogí en un bosque, así como las conchas y piedras recogidas en la playa.

Con las conchas creé flores y mariposas y algunas las pinté con el rotulador permanente.

¿Qué les parece? Dejad un comentario, por favor.

Reciclar es mejor que contaminar.