Cogí unos cuantos corchos y los pinté. Lo mismo hice con las conchas, pero con unos brillos más.

¿qué voy a hacer con ellas?

Aquí podéis descubrirlo…

Recicla, crea y libera tu arte.